Debido a que son piezas delicadas, se recomienda tener los siguientes cuidados para prolongar el brillo y disminuir el desgaste de las láminas de oro

  • Limpiarlas con paño limpio y seco.
  • Las piezas pueden ser limpiadas sólo con agua, o un limpiador especial de joyas.
  • Las piezas no deben ser lavadas con jabón, detergentes, o algún producto similar
  • Evitar el contacto de la joya con productos químicos ya que pueden mancharla u opacarla. Por ejemplo: perfumes, detergentes, tintes de pelo, sprays.
  • Evite el contacto con sustancias como: pintura, yodo, mercurio, cloro
  • Lociones y cremas aceitosas pueden dañar la prenda
  • Abrir y cerrar los broches con cuidado ya que son piezas delicadas
  • Colocar cada pieza en estuches separados.